El dedo y la luna

El mundo está lleno de marisabidillas, no digamos ya si hablamos de ese barrio que es twitter, donde en una ocasión alguien me dijo que yo era de esos que cuando le señalan la luna lo único que ve es el dedo. El puto dedo, diría yo. ¿Pero qué pasa si la luna te importa una puta mierda y lo único que quieres en la vida es ese dedo que se te escapa, un dedo perfecto, el dedo que siempre has estado buscando y que sabes que jamás será tuyo y que ahora mismo está ahí, perfecto, señalándote no sé qué absurda utopía colgada del cielo?